22 jul. 2007

Fray Bentos, historia de la alimentación.

La CIUDAD DE FRAY BENTOS, si bien nace a mediados del siglo XIX (1859) forma parte de una rica historia de la industrialización de los recursos del ganado y del campo en el Río de la Plata, muy especialmente gracias a su ubicación geográfica, a orillas del Río Uruguay, una gran vena abierta al océano que permitió la salida de una gigantesca producción de la región binacional (Argentina y Uruguay) que se encuentra enclavada en este sitio.

No es fácil encontrar en la región del cono sur sudamericano, una zona tan nítidamente inserta en la historia de la producción y de la industrialización de los tradicionales recursos que desde fines del 1600 llamaron la atención a los europeos. Los millares de vacunos, criados en campos feraces, encontraron en este plácido paisaje sin montañas y abundantemente regado por agua natural de ríos y arroyos, un sitio espectacular para crecer. De hecho, los jesuitas, radicados especialmente en la región del Paraguay, prontamente vieron la comodidad de utilizar como una enorme "estancia" estos campos que tenían límites naturales nítidamente definidos: el río Uruguay y el Río de la Plata.

FRAY BENTOS, nace justamente por su estratégica posición geográfica, a menos de cien kilómetros desde la desembocadura del río Uruguay en el Plata, con una amplitud y un ancho natural de más de diez kilómetros, lo que a los descubridores europeos (Serrano,1536) les confundió con un ancho canal que podía ser (se pensaba) la unión entre los océanos Atlántico y Pacífico.

Las bondades y circunstancias geográficas fueron las que causaron un ámbito de prolíficas posibilidades de comercio y radicación de industrias, sobre todo aquellas relacionadas a la explotación de los recursos naturales (islas, maderas, ganado, etc.) con un verdadero hilo conductor marcado por la naturaleza (el Río Uruguay), sembrado de puertos profundos naturales y ensenadas abrigadas por altas barrancas, verdaderas invitaciones para el recalado de las embarcaciones.

Decíamos que no es fácil encontrar en tan poco espacio geográfico tantas cosas que permitan reconocer las características del poblamiento humano en relación directa con la naturaleza, aprovechando los recursos específicamente relacionadas con ella. Así, el río con sus montes ribereños, sus islas, sus puertos profundos, poco menos que "obligó" a la gente a radicarse, sembrando ciudades y usando los amplios y espaciosos campos productivos con estancias, muchas de ellas que aún perduran con sus mágicos hálitos de los dos siglos anteriores.

El mismo río, no obstante su dinámica, no ha perdido algunos de sus espacios salvajemente naturales, como los enormes montes de árboles autóctonos, donde los curupay, sarandíes, algarrobos, talas, ombúes, sauces, etc. crean remansos de naturaleza reteniendo especies de animales que los presentan como verdaderos ejemplos de la biodiversidad de una zona del mundo muy particular.

La acción del hombre europeo a través de muy poco tiempo (apenas tres siglos) le ha dado caracteres peculiares a esta zona también, porque su crecimiento y auge se notó en una época que por circunstancias sociales, culturales y políticas, Europa propició una emigración masiva, encontrando esos inmigrantes, lugares especiales para encontrar y adueñarse de una parte de la "América soñada".

El denominado "bajo Río Uruguay", a través de menos de quinientos kilómetros, retiene en el entretejido socio-cultural de dos países unidos más que separados por el río, numerosos ejemplos, muy especialmente relacionados con la industrialización de la carne y el aprovechamiento y utilización del recurso fluvial para el transporte. De hecho, las embarcaciones, sin ningún tipo de inconvenientes, surcaron las aguas de este anchuroso río americano y conectaron a la región del Río de la Plata con el mundo, en momentos dificiles en el crecimiento y desarrollo del Viejo Mundo.

Fray Bentos y su zona inmediatamente contigua, guarda casi todos los ejemplos de estos usos comerciales, industriales y sociales de la geografía local. Y no solamente eso: el nombre de FRAY BENTOS, en las etiquetas de los productos cárnicos enviados hacia Europa, se injertó en su sociedad con una fuerza inaudita que hasta hoy día, 130 años después, ha resultado difícil de desdibujarse en la historia contemporánea de varios países allende el océano Atlántico.

Con un "centro" ubicado en la pequeña ciudad de Fray Bentos (24.000 hab.) bastan doscientos kilómetros para tener a disposición todos los ejemplos posibles. Menos de tres horas "de auto" permiten a un turista interesado, adueñarse con facilidad de carreteras uruguayas confortables y seguras y llegar a estancias o sitios rurales; ruinas de viejos saladeros; gigantescos arenales dejados hace 12.000 años por el retiro del Mar Querandinense; deliciosos e interminables palmares; costas abruptas que permiten mirar el río Negro como si fuera en vuelo de ave; montes vírgenes donde se pierde la vista como si se observara un oscuro mar verde; ciudades crecidas al influjo del transporte fluvial o de los ferrocarriles y la vigencia increíble de grupos humanos que retienen con hidalguía los recuerdos y experiencias culturales de los pueblos que hace más de cien años dejaron en la vieja Europa...

Un cúmulo de visiones de la geografía y del ser humano apropiándose de ella, han pergeñado un espacio de la historia uruguaya y en un verdadero "collage", pintoresco, de mezclas arbitrarias de hombres, campo y ríos, aturdidos por una composición heterogénea, se presentan como un real ejemplo de cómo el hombre puede apropiarse de la naturaleza, adueñarse y explotar los recursos y dejar como remanente sociedades enteras que envuelven mágicamente a inmigrantes de más de sesenta nacionalidades del mundo!...

Un poco de cada una de las cosas que la historia ha ido creando en estos 500 kilómetros del "bajo Río Uruguay" puede encontrarse en un radio de apenas 10 kilómetros a la redonda de Fray Bentos. Como si fuese poco, a unos escasos nueve kilómetros de la propia ciudad se encuentra el Puente Internacional "Libertador General José de San Martín" que desde 1976 une a Uruguay con Argentina.

EL BARRIO HISTORICO DEL ANGLO. Contiguo a la ciudad, donde la genialidad del ingeniero alemán Georg Giebert convirtió desde 1863 en realidad los sueños del científico-filántropo Justus von Liebig, se desarrollaron situaciones que no obstante la relativa poca antiguedad, no cabe ninguna duda que han aportado a una fama internacional de Fray Bentos. No solamente que por ser de 1887 este barrio (o "ranchada") fue la primera "company town" en el Uruguay, sino que poco después, en 1887, fue el sitio donde se encendió la primera lamparilla eléctrica en el Río de la Plata. De más está decir que ese puerto fue el principal ingreso de la tecnología mundial para la industria de la alimentación, además de haber sido el lugar por donde ingresaron primordialmente a la región, elementos que cambiaron estructuras sociales, culturales, económicas e industriales en toda la región. (No en vano, nos hemos atrevido a asignarle a nuestro museo el nombre de "Museo de la Revolución Industrial").

El Barrio es un verdadero centro histórico con reminiscencias alemanas de su primera época y con fuerte injerencia británica después, marcándose en sus edificios, en sus instituciones deportivas y en la vida alrededor del frigorífico, como uno de los más patentes ejemplos de la explotación agroindustrial organizada del Río de la Plata.

Edificaciones, herramientas, maquinarias, libros, documentos, planos y mapas, se convierten (como lo afirmó la Dra. Sue Millar del Ironbrigde Institute de Birmingham, Inglaterra) en "una de las mejor conservadas herencias industriales inglesas de fines del siglo XIX y primera mitad del siglo XX, presentando elementos de unión entre la educación informal ofrecida por colegios y universidades".

CONOZCA FRAY BENTOS Y SU ZONA. Más abajo, señalamos direcciones web donde pueda usted hallar informción accesoria sobre este tema. Si no encontrara allí lo que busca, ponemos a disposición nuestro mail como coordinador de este blog (rboretto@gmail.com).

Se inserta, evidentemente, el sitio web oficial de la Intendencia Municipal de Rio Negro (gobierno municipal).

Si requiere mayor información en OTRO IDIOMA, simplemente nos lo hace saber. Pequeños resúmenes en inglés, francés, portugués, alemán e italiano, se encuentran en el sitio http://www.anglo.8m.com .